Puertas Correderas Vs Puertas Plegables

Cuando debemos elegir las puertas interiores como las puertas correderas o las plegables en nuestro hogar, debemos tener presente la funcionalidad, que a pesar de ser un elemento decorativo debe cumplir con ciertas mejoras en cuanto al aislamiento térmico y acústico, el tipo de material también juega un papel importante especialmente si son de madera, las cuales otorgan cierta calidez e integración a un hogar acogedor y por supuesto el precio es fundamental al seleccionar.

Diferencias entre las puertas correderas y las puertas plegables

 

 Las puerta correderas, también conocidas como corredizas, pueden venir en una y dos hojas, sobre rieles, ocultas dentro de una pared y del tabique, es una solución tanto rápida como a la vez económica, debido a su instalación sin necesidad de obras, ni siquiera de cambiarla por otra puerta, según las necesidades se puede adaptar la convencional a corredera mediante un sistema de sujeción o de guías. La desventaja es que el espacio que ocupará las puertas correderas al estar abierta debe estar vacío de muebles.

puertas correderas

Además de las puertas correderas, existen las correderas empotradas, la cual queda oculta entre dos tabiques una vez abierta. Tiene la ventaja de no necesitar conservar un espacio de pared  vacio cuando necesitamos mantenerla abierta, en vista que las guías por donde se desliza  quedan ocultas entre los tabiques, en un armazón metálico.

Ambas puertas correderas son decorativas, practicas y una magnifica solución para ahorrar espacios especialmente en casas pequeñas. Permiten unir o mantener independientes aquellas habitaciones que son contiguas, sin restarle amplitud, pero sí cubriendo las necesidades de cada momento: son cerradas, ganamos intimidad y abiertas, obtenemos amplitud al igual que luminosidad.

Dentro de las puertas correderas empotradas, existen aquellas de una sola puerta, de dos puertas correderas y las de dos puertas paralelas, las tres tienen diferencias desde el punto de vista estético. No obstante, cumplen la función de cerrar estancias, separar y crear ambientes distintos según las necesidades.

Es importante considerar el peso cuando debemos decidir por un tipo u otro de puertas correderas, ya que si es muy grande puede exceder el peso que una guía puede soportar.

En cuanto a la estética, este tipo de puertas se puede adaptar a cualquier estilo que domine nuestro espacio, por lo que, son fabricadas en los mismos materiales que una puerta convencional, madera, de madera maciza, enchapado DM, tablero aglomerado, puertas placas, de tablero de celdillas con estructuras de listones, puertas acristaladas, con cristal biselado, de color, ahumado, decorado y/o traslucido, de vidrio, aluminio, sintéticas y de PVC. También se les encuentra como puertas lacadas con 2 a 3 capas de lacado para obtener una mayor calidad.

Por su parte, las puertas plegables son puertas que se juntan sobre si mismas, generalmente tiene la forma de un acordeón y son prácticas para espacios pequeños como la cocina o el baño. No ocupan nada de espacio. A nivel de mercado se les conoce como de estilo “japonés” o puertas originalmente “shohi”. También las hay plegables correderas que suelen funcionar de modo bastante sencillo gracias a un eje que se le coloca en la parte superior o inferior que permite el deslizamiento de la puerta y a la vez se pliega en laminas para que queden unidas.

puertas plegables

Los materiales utilizados para este tipo de puertas plegables pueden ser la melanina, finish foil, CPL, cada uno de los cuales es más o menos resistente imitando cualquier tipo de madera. Asimismo, estas puertas de cristal que son muy elegantes, plegándose de una manera similar a las cortinas de cristal.

Puertas plegables de madera, que combina con cualquier tipo de decoración, de aluminio, material que tiene la ventaja de ser moldeable y adecuado a cualquier tipo de mueble que tengamos en el hogar. Para aquellas hechas de material PVC, los paneles lisos que posee se plegan quedando muy bien en la decoración, siendo muy útiles en ambientes de oficinas. jardines, áreas de juegos infantiles.

Artículos relacionados